La factura eléctrica de los hogares españoles
22 noviembre, 2015
Técnicas naturales de calefacción
9 diciembre, 2015
Mostrar Todo

La Etiqueta de Eficiencia Energética de un Edificio

Etiqueta De Eficiencia Energética

Etiqueta De Eficiencia Energética

Mediante la Etiqueta de eficiencia energética de un edificio se expresa el consumo de energía que estima necesario para satisfacer la demanda energética del edificio en unas condiciones normales de funcionamiento, ocupación y sus emisiones de CO2.

El abecedario energético de los edificios pretende calificar energéticamente mediante una etiqueta de eficiencia energética dentro de una escala de siete letras que comienza con la letra A, para el edificio de mayor eficiencia energética, y va hasta letra G, para el edificio menos eficiente.

Etiqueta de Eficiencia Energetica

Etiqueta de Eficiencia Energetica

Etiqueta de eficiencia energética Alta:

Las calificaciones tipo A, B, C son las más eficientes, proporcionan un ahorro energenético del 55% para los edificios de tipo A respecto a la media, de un 35% para viviendas tipos B y de 25% para viviendas tipo C, estas tres letras se consideran las mejores en eficiencia energética ya que apenas emiten CO2 a la atmósfera.

Ahorro Energético

Ahorro Energético según la Etiqueta de Eficiencia Energética

Etiqueta de eficiencia energética medias:

Mientras que las viviendas tipo E y D se consideran que presentan un consumo medio del 90% o 110% de la media. Estos edificios cumplen con los requisitos mínimos del código técnico de edificación en los aspectos de limitación de la demanda energética, del rendimiento de la instalación térmica, contribución solar mínima de ACS (Agua Caliente Sanitaria) y la eficiencia energética de las instalaciones de iluminación. Por tanto le hace obtener un consumo y emisiones CO2 normales.

Consumo Energético

Consumo Energético según la Etiqueta de Eficiencia Energética

Etiqueta de eficiencia energética bajas:

En viviendas existentes cuya construcción fue anterior a la entrada en vigor del código técnico de las edificaciones del 2006 y que, por tanto, no estaban obligadas a cumplir los requisitos actuales (que exigen que un edificio debe de tener, como mínimo, una calificaciones tipo E y D), es muy común encontrarnos con calificaciones tipo F y G que se caracterizan por un alto consumo energético que supera la media por más del 125%. La emisiones de CO2 también son muy elevadas.

Siempre existe la posibilidad de mejorar nuestra calificación, aprovechando las subvenciones de rehabilitación de edificios de la junta de Andalucía realizando la medidas de mejoras oportunas para cada caso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *